Protección de Datos Vigo

¿Necesita ayuda en Protección de Datos?

 

No se preocupe, nosotros nos encargamos de que cumpla con la nueva legislación sobre protección de datos.

Le facilitamos toda la documentación que necesita y le instruimos para que su adecuación sea fácil.

Vea todos nuestros servicios y llámenos, estamos muy cerca de usted, en Vigo.


Protección de datos Vigo

¿Porqué proteger los datos de mis clientes?

A parte de que debe cumplir con la legislación vigente para evitar posibles sanciones, también es para contribuir a la calidad del negocio, mejorando la recogida y el tratamiento de los datos personales, dotándoles de la seguridad necesaria y proporcionando confianza a los clientes, tanto internos como externos. 

 

Sus clientes son probablemente uno de sus activos más importantes

 

 ¿Cuenta con datos personales de sus clientes, pacientes, alumnos, proveedores, asociados, personal o cualquier otra persona relacionada con su actividad?

 

¿Tiene tratamiento de datos personales?

 

¿Ha informado a sus clientes? 

 

¿Tiene el consentimiento explicito de sus clientes, pacientes, personal etc., para tratar estos datos? 

 

¿Cede o comunica alguno de esos  datos a terceros? 

 

¿Ha documentado mediante contrato específico según el RGPD con sus Encargados de tratamiento (Asesoría, Informático, Servidores online, etc.) 

 

¿Su personal conoce la Política de seguridad de la empresa y ha suscrito el documento de confidencialidad? 

 

¿Hay cámaras de vigilancia en sus locales, según la LOPD están debidamente informadas?

 

¿Maneja datos personales a través de su Web o tiene comercio electrónico? 

 

Todos esos temas llevan implícito el cumplimiento específico según la legalidad vigente en materia de Protección de Datos, la LSSI, etc. 

 

 

 

En contestación a estas preguntas, le ofrecemos una

 

carta de servicios

 

 para poder cumplir con la Ley de Protección de Datos, LOPD, el Reglamento europeo RGPD y la Ley de Servicios de la Sociedad de la Información y Comercio Electrónico, LSSI.

 

 

Según el nuevo Reglamento europeo, el no cumplimiento con él, pueden significar una multa del 2% al 4%  como máximo del volumen de negocio total anual global del ejercicio financiero anterior.